Recibir Información en Twitter:

El Caimán de la Costa



El Crocodylus Acutus es popularmente conocido como Cocodrilo Americano o Caimán de la Costa, ya que usualmente habita en los ríos cercanos a las costas de países como Venezuela, México, Colombia, Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y Honduras, así como de diferentes islas caribeñas. Son animales adaptados para habitar en el agua y fuera de ella, sin embargo tienen mayor destreza en el agua; donde pueden alcanzar hasta unos 40 km por hora nadando, y donde tiene lugar la cacería la mayor parte de las presas de las cuales se alimentan estos carnívoros.

Son reptiles y por lo tanto deben regular su temperatura corporal tomando el calor que les brinda naturalmente la radiación solar, por ello es común observarlos acostados sobre la tierra tomando el sol en una aparente inactividad; sin embargo si alguna presa fácil se atreve acercase demasiado a un Cocodrilo que reposa en la tierra, este no perderá la oportunidad de adquirir alimento sin hacer mucho esfuerzo.

En varias ocasiones, mientras los Cocodrilos toman la radiación solar, abren la boca; esto lo hacen para refrigerarse y contrarrestar el calor en los momentos en que cielo está más despejado y hay más penetración de la radiación solar, esto les permite no acalorarse excesivamente.


Su mandíbula es muy poderosa y al igual que todo animal carnívoro solamente puede ejecutar movimientos verticales; a diferencia de los animales herbívoros y omnívoros que pueden realizar movimientos circulares con la mandíbula. Poseen dientes afilados para apresar y desgarrar la carne de sus presas, sus patas son cortas y no son nada eficientes para cazar; sin embargo le son útiles para desplazarse en el agua y dar giros luego de atrapar a su presa.

Para nadar se impulsan con su cola y gracias a la forma de su cuerpo pueden ser muy rápidos en el agua. Se alimentan de toda clase de vertebrados y suelen atrapar a sus presas cuando se acercan a la orilla para tomar agua. Sin embargo para poderse acercar a su presa no deben ser detectados por la misma; por lo cual la técnica de casa del Caimán o Cocodrilo se basa también en el sigilo y no solamente en la fuerza bruta.


Cuando están en el agua asechando a su presa los Cocodrilos tratan de no dejarse ver por lo cual ocultan su cuerpo debajo del agua y apenas sacan la cabeza para respirar y observar. Cuando avistan una presa en la orilla se acercan lentamente y cuando llega el momento de cazar, se impulsan para salir violentamente del agua y atrapar a la presa con su poderosa mordida. La idea es hacerle creer a la presa que todo está en calma dentro del agua y que no se percate de la amenaza que representa esta inmenso y pesado cazador.

En tierra son capaces de correr velozmente en tramos cortos, sin embargo en la mayoría delos casos las presas en tierra logran escapar, también se alimentan de peces que atrapan dentro del agua. Los Cocodrilos tienen un metabolismo muy lento, pueden tardar hasta 72 horas en digerir completamente los alimentos que consumen; por lo cual no tienen que cazar con tanta frecuencia como otros carnívoros, sin embargo si se les presenta la posibilidad de cazar todos los días lo harán, pues al igual que los demás animales carnívoros los Cocodrilos son oportunistas.

Los Cocodrilos o Caimanes no mastican, más bien tragan los pedazos enteros de carne que arrancan a sus presas; debido a esto (y a su metabolismo lento) suelen consumir piedras para ayudarse en la digestión, aplastando así los trozos de alimento que han ingerido.


Hay otras especies de Cocodrilos (como las que habitan en África) que son capaces de alcanzar los 8 metros de longitud, sin embargo en el caso del Caimán de la Costa los machos pueden crecer (en promedio) hasta los 4,5 metros y las hembras hasta los 3,5 metros de longitud desde la punta de su nariz hasta la punta de su cola. El peso promedio de un adulto bien alimentado es de unos 500 Kg, su cuerpo esta protegido por unas gruesas escamas cuyos colores pueden variar entre el gris, verde, amarillo o negro.

A pesar de su eficiente diseño biológico que combina musculatura, destreza y sigilo, el Caimán de la Costa está en peligro de extinción por causas humanas; ya que la principal amenaza que enfrenta esta especie es la destrucción y reducción de su habitad. Parecen animales agresivos, pero al igual que la mayoría de los carnívoros solamente cazan para comer y atacan si se sienten amenazados; de resto reposan tranquilamente al sol o flotando en el agua.


Cuando se les ve flotando en el agua tranquilamente podemos notar que no tienen intención alguna de cazar, puesto que de lo contrario no dejarían ver su cuerpo; pues el Cocodrilo embosca a sus presas. En sus rostros parece haber una expresión de maldad que parece ser una advertencia para que no nos aproximemos a ellos, sin embargo en realidad no son malvados; sino otra de las criaturas carnívoras de la madre naturaleza.


El Caimán de la Costa tarda 6 años para alcanzar la madures sexual y poderse reproducir, también hay que agregar que buena parte de las crías no sobrevive; ya que por su diminuto tamaño son presa fácil para otros depredadores. Lo cual los convierte en una especie vulnerable a la cual tenemos que proteger. 

Las fotografías fotografías de estos ejemplares de Crocodylus Acutus  fueron tomadas por el Equipo de Nuestros Parques en el Parque Francisco de Miranda (Parque del Este) en Caracas, Venezuela. Aquí se les tiene en cautiverio y esta es una forma de preservar la especie; sin embargo existen diferentes organizaciones que protegen el habitad de estos Caimanes en Venezuela, y además han logrado de manera exitosa la liberación de crías en su habitad natural.

Publicaciones más Visitadas:

Pelicanos

Espacio Publicitario:

Nuestros Parques©

Nuestros Parques©
Marca registrada por:
Francisco Afonso Concepción y
Francisco Alejandro Afonso